Compartir en:

La iluminación en fotografía se traduce simplemente como la materia prima de las fotos, y tal vez al ser el elemento más importante se convierte también en el más difícil de dominar. Es cierto que la luz natural nos brinda grandes ventajas al iluminar nuestros encuadres, pero la verdad es que necesitamos ayudas extras debido a que muchas de nuestras creaciones fotográficas también las realizamos en estudios fotográficos donde no contamos con iluminación natural.

Luz natural: proviene del sol, por ello es muy difícil de controlar lo que implica cambios constantes tanto en dirección como en intensidad. 

Dependiendo de la foto que queramos hacer debemos adaptarnos a una hora específica del día para obtener la calidad y el color perfecto.

Luz artificial: la obtenemos a través de bombillas lo que llamamos luz continua o a través de flashes conocida como luz discontinua.

Este tipo de luz se puede controlar con diferentes herramientas de iluminación fotográfica, su desventaja es que es más costosa y su principal ventaja es que podemos iluminar directamente sobre la zona de interés que queramos destacar o conseguir cualquier efecto o sensación que deseemos transmitir en nuestras fotos.

Fuentes de luz y modificadores de luz

Cuando entendemos la importancia de la luz en la fotografía, empezamos a interesarnos por adquirir accesorios de iluminación fotográfica, pero nos topamos con un sin número de información y opciones que nos terminan confundiendo y haciendo más difícil elegir lo que se adapte a nuestras necesidades. 

Para entender mejor este tema vamos a hablar de los conceptos principales con sus aspectos más importantes y relevantes. 

Cuando hablamos de fuentes de iluminación nos referimos a todo aquello que nos proporcione o nos genere luz, como Flashes, luz LED y luz continua; y cuando hablamos de modificadores de luz nos referimos a todos aquellos accesorios que nos permiten localizar, esparcir, suavizar y endurecer la luz que es lo que finalmente nos da el resultado de la fotografía en cuestión.

Las fuentes y los modificadores de luz se complementan para darnos diferentes resultados de acuerdo a lo que queremos, por eso es imprescindible saber combinarlos; no es lo mismo poner un flash solamente, que darle forma a la luz que este proyecta con la ayuda de un modificador.

Kit

Fuentes de luz

De estas podemos encontrar muchas, pero voy a profundizar en las que según mi concepto son las más utilizadas y las que podremos controlar para obtener lo mejor en cuanto a calidad y resultados.

Luz continua, flash externo y flash de estudio

  • Luz continua: es una luz que todo el tiempo está encendida, por lo cual podrás apreciar la escena que quieres capturar desde sus diferentes ángulos, con sus sombras y reflejos antes de disparar; pero como está constantemente iluminando esto también generará incrementos altos en la factura de energía.

    Algo incómodo con este tipo de luces es que debido a que están todo el tiempo encendidas generan mucho calor y van deteriorando más rápido los modificadores que utilicemos en la escena.

    Algunas fuentes de luz continua pueden ser lámparas fluorescentes, foco halógeno, lámpara de tungsteno, reflector LED, etc. La potencia de este tipo de luz no se puede controlar, por ello es utilizada en fotografías de objetos o sujetos estáticos y no en movimiento.
  • Flashes externos: ofrecen buena potencia de luz, son utilizados especialmente en fotografías de retrato, son fáciles de direccionar lo que nos facilita modificar la luz de acuerdo a nuestra necesidad, se pueden conectar a la cámara de distintas maneras ya sea enganchado encima del cuerpo de la cámara, conectado a la cámara mediante cable o con activación inalámbrica (no todos traen estas tres formas de conexión).

    Si piensas que este tipo de flash es el indicado para ti, te sugiero que evalúes primero otras características importantes antes de decidirte a comprar uno.

    Algunos flashes tienen la parte superior giratoria hacia arriba y otros hacia los lados, esto permite que la luz rebote en el techo o la pared y así quede más suave, estudia el que más te convenga; también encontramos que algunos flashes externos incorporan además del control automático un control manual el cual brinda la posibilidad de intervenir en los ajustes.
Flash externo
  • Flashes de estudio: en principio, son más potentes, por lo que son utilizados habitualmente por profesionales de la fotografía ya que incluso se pueden sacar fotos en escenarios de oscuridad total. Generalmente se mueven en potencias que van de los 250W a los 1500W, los podemos encontrar con la fuente de alimentación integrada en el mismo cuerpo o por separado.

    Constan de una Luz de modelado que permite pre visualizar la escena antes del disparo pero sin afectar la imagen, es importante porque así nos hacemos una idea de cómo va a quedar la fotografía final.

    Una de las características principales de la luz es la cantidad, es decir, con que potencia queremos que salga la luz del flash, dependiendo del modelo de este, se puede regular la potencia del destello, algunas marcas traen un sistema para controlarla; en fotografía se conoce como pasos, es decir, cuando se requiere más potencia se puede subir un paso y así sucesivamente.

    A distancias lejanas se requiere más potencia y a distancias cercanas menos potencia.
Flash de estudio

Ahora,  ¿Cómo se comunica el flash de estudio con la cámara? En algunos casos por medio de cable, pero lo más común y práctico es con los radios de estudio, se ubica uno en la cámara que hará las veces de transmisor y otro en el flash que será el receptor, con este sistema al presionar el botón para tomar la foto el flash recibe la señal y se dispara.

Modificadores de luz

Como ya lo había mencionado anteriormente los modificadores de luz son los que le dan la forma a la luz que deseamos para la fotografía en cuestión. Al poner un modificador en frente del flash va a permitir cambiar la dirección y la calidad de la luz.

Veamos algunos de los más usados

  • Difusores: se utilizan para difuminar la luz; pasar de una luz dura a suave. Estos ayudan a que las sombras queden menos marcadas, incluso en algunos casos sin sombras. Los difusores son modificadores muy sencillos pero su efecto en las fotos brindan cambios trascendentales, además los podemos fabricar en casa con la ayuda de papel translucido.
  • Reflectores: la función de este tipo de modificador es reflejar, intensificar o reducir la luz. Se encuentran de varios colores. Con los reflectores dorados logramos luces más cálidas; con los plateados, luz más fría y oscura; los blancos permiten dispersar la luz (usados para rellenar) mientras que los negros ayudan a absorberla.
  • Ventanas de luz: también conocidas como Softbox, al situarlo en frente de la fuente de luz ya sea del flash o luz continua, dan un estilo más natural a la fotografía, es decir, se obtiene una luz suave o difusa.

    El Softbox es una caja que cuenta con varios paneles que van forrados interiormente por un material brillante que cumple la función de rebotar la luz y dirigirla hacia una capa translúcida, generando de esta forma una luz más natural semejante a la de una ventana.

    Se pueden encontrar rectangulares, hexagonales u octogonales, estos últimos son conocidos como octabox (8 lados), cumplen la misma función de rebotar la luz y conducirla a la capa traslucida, su diferencia radica en que producen una iluminación más envolvente y efecto circular en los ojos del protagonista de la foto. Por ello son muy utilizados en fotografía de retrato.
Softbox-Octabox
  • Sombrillas: su función es rebotar la luz, son utilizadas para suavizar la luz que proviene del flash, dependiendo de lo cerca o lejos que se ubique del flash la luz se verá más natural y estará difundida en toda la fotografía, es decir, si está muy lejos del flash, la luz que nos va a dar sera mucho más amplia, y si está más cerca, la luz será más cerrada.

    También se encuentran en colores blancos que permiten luces más suaves, y plateados o dorados que las concentrarán.
  • Gel: es una lámina o papel translucido, este lo que hace es cambiar la temperatura de la luz o el color de la luz, es decir, que el color sea cálido o frío (más hacia el amarillo o más hacia el azul). Los geles hacen que la luz salga con menos potencia, por ello es importante ir graduando el flash de estudio hasta encontrar la deseada.

    Este tipo de modificador no es costoso, incluso los podemos fabricar nosotros mismos con papel celofán.
  • Grid o panal abeja: esta herramienta está compuesta por grandes o pequeños agujeros (dependiendo del tipo), a través de ella pasa la luz proveniente del flash, focalizándola en un punto determinado. Es muy útil en fotografías que requieran fondo oscuro.

Calidad de la luz

Ahora veamos una característica muy importante al hablar de iluminación en fotografía, me refiero específicamente a la calidad de la luz, que es lo mismo que decir luz dura o luz suave.

Luz dura: básicamente son sombras muy marcadas y definidas. La forma de obtener este tipo de luces es alejando el flash del modelo y usando modificadores pequeños que a su vez dan brillos y sombras muy fuertes. 

Luz suave: las sombras obtenidas son difusas, es ideal para fotografía de retrato. Logramos estas luces acercando el flash de estudio al modelo y usando modificadores grandes.

Tanto en la luz dura como en la suave es necesario ir graduando la potencia  o cantidad de luz, si colocamos el flash muy cerca del modelo lo ideal seria manejar una potencia baja para no obtener fotografías quemadas o con mucho brillo, y a medida que se valla alejando el flash se debe ir subiendo los pasos.

Ángulo de la luz

Es la posición desde donde se proyecta la luz al modelo, por supuesto encontramos infinidad de ángulos que podemos experimentar, entre ellos: arriba (cenital), abajo, laterales, frontal, contraluz (convierte en siluetas), etc. 

Solo con cambiar el ángulo de la luz cambiamos el lenguaje de la fotografía  y podemos contar una historia a través de esta, trasmitiendo  diferentes sensaciones, sentimientos o situaciones  aunque se conserve la misma  posición  del modelo. 

Otro aspecto interesante es que permite resaltar detalles significativos y ocultar los que no se deseen.  

Con este corto vídeo comprenderás mejor este concepto; muestra como una cara cambia dependiendo del Angulo de la luz

No tengas miedo a experimentar  con la iluminación en fotografía, prueba distintos ángulos, temperaturas, gradúa diferentes cantidades,  utiliza modificadores; este tipo de factores son los que marcan la diferencia en las fotos, puede ser que no cuentes con un súper equipo de iluminación pero si con imaginación y gran cantidad de ideas y sentimientos que trasmitir.

Eso si, sigue aprendiendo, el mundo de la fotografía está en constante evolución  e innovación.

¡Éxitos!

¿Qué te ha parecido este post?

Si te ha parecido útil esta información, no dudes en puntuar el post y en compartirlo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Compartir en:
Dejar un comentario